El sedentarismo por estos días en los que estamos en casa es un gran enemigo que no debemos subestimar. Mauricio Mejía Acosta, médico especialista en medicina del deporte, que dirige programas de rehabilitación cardiaca, pulmonar, funcional y deportiva en Bogotá, aseguró en un artículo publicado en la revista Bienestar que, en promedio, el 85 por ciento de sus pacientes —que llegan remitidos por otras especialidades como cardiología, neumología, endocrinología, reumatología y ginecología— tienen sobrepeso u obesidad, y afirma que el sedentarismo resulta ser el común denominador en todos esos pacientes: “Caminar es la mejor manera de empezar a ser físicamente activo. Así arranque con quince minutos diarios: puede ser que el paciente en un primer momento no baje de peso, pero crea un hábito saludable. Y eso es lo más importante, que la actividad física se convierta en hábito. Una caminata a paso rápido, con buenos tenis y en una superficie plana es el escenario ideal”, aseguró el doctor Mejía. 

Como dice el doctor Mejía, el sedentarismo es el gran enemigo y un tema clave para hablar con seriedad en estos tiempos de cuarentena. Una alerta más que todo para la mayoría de las personas que por esta época, y por las condiciones en las que estamos, no están haciendo mayor ejercicio que ir a la cocina a abrir la nevera. Siempre es que la lista de juiciosos que aprovechan la cantidad de ofertas para ejercitarse, que han surgido online, por cuenta de la pandemia, en realidad son pocos.

El doctor Gabriel Alvarado propone que se haga un llamado en contra del sedentarismo en tiempos de pandemia afirmando que en estas circunstancias nos debemos cuidar más que nunca siguiendo una rutina física. Dice que a pesar de las dificultades de espacio, hacer repeticiones de circuitos en un espacio reducido ayuda a mantener un estado físico saludable. El doctor, por ejemplo, nos contó que desde su casa se mantiene activo haciendo rutinas siguiendo videos de entrenadores profesionales y montando en su bicicicleta que adaptó (con un rodillo como bicicleta estática). Recomienda también el doctor tomar todas las medidas para evitar los accidentes caseros en este momento a causa de hacer mal los ejercicios y sugiere siempre seguir a los profesionales, no improvisar ni excederse y si es muy principiante, hacer los ejercicios en compañía de algún familiar que lo pueda guiar. 

Para los que no hacen mucho deporte y son afortunados en estos días de cuarentena en tener un espacio al aire libre o un metro cuadrado de pasto, pueden aprovechar para crear esa rutina de salir a caminar cada día un rato hasta ir creando el hábito, como lo sugiere el doctor Mejía. Los que están en un apartamento pequeño pueden aprovechar la gran oferta de rutinas online de ejercicio que hay en Internet que no requieren de mucho espacio. Para arrancar, pueden hacer las que son suaves y sencillas tipo pilates. Lo importante es que se cree y mantenga el hábito. Menos es más, arranque de a poquitos. Haga algún ejercicio pero de forma regular, no tiene que empezar exigiéndose más de la cuenta. Haga lo que se proponga de manera conciente, cada movimiento bien hecho, respirando con calma. La actividad física por mínima que sea le traerá bienestar y lo hará sentir mucho mejor, sobretodo en esta época en la que debemos cuidar más que nunca nuestra salud física y mental.