Desde que nos empezamos a exponer al sol, empiezan los daños ocasionados por los rayos ultravioleta. A medida que pasa el tiempo el proceso de envejecimiento hace que la circulación de todas las capas de la piel sea cada vez de menor calidad, llevando a menor producción de colágeno de buena calidad ,(componente primordial de las fibras elásticas). Hay deficiente circulación sanguínea, el tono de la piel se vuelve opaco y la calidad de renovación de las células se pierde. 

¿Qué debemos tener en cuenta?

Es muy importante prevenir primero, limpieza con productos adecuados,humectación y protectores contra los rayos ultravioleta, por lo menos 3 veces en el día.

Retirar las células deterioradas que permanecen en la piel ocasionando entre otras  cosas, opacidad y manchas. Microdermoabrasiones, limpiezas de piel con radiofrecuencia y electroporaciones.

Hacer tratamientos que renueven la trama vascular del organismo. Es decir los vasos sanguíneos de la piel ,para que se produzca mejor colágeno y mejores fibras elásticas y renovación celular adecuada.

¿Cómo renovamos la vascularización?

Los tratamientos que realizamos son invasivos (Inyección de productos de alta tecnología) y no invasivos (no requieren inyecciones).

INVASIVOS. El plasma rico en plaquetas de 4 generación, genera un efecto maravilloso y a partir de los 15 días muestra sus resultados: una calidad de la piel renovada y más bonita. (Este tipo de tratamiento hay que hacerlo cada 3 o 4 meses porque es un proceso de nutrición). Acido hialurónico de baja densidad.

NO INVASIVOS. Con equipos de alta tecnología como el láser ,exilis, electroporado.

En términos generales prevención y restauración con aplicación de plasma rico en plaquetas, utilización de aparatología y limpiezas de la piel especializadas para eliminar las células muertas.