Para el Psiquiatra colombiano Jorge Forero, esta cuarentena que vivimos es una oportunidad de oro para salir fortalecidos. Estas son algunas de las claves básicas que recomendo para nuestro bienestar durante el confinamiento: dormir entre 7 y 8 horas, no consumir alcohol, drogas, ni cigarrillo, no comer en grandes cantidades en la noche y dormir en un lugar cómodo, oscuro y sin ruido. Agregó que es importante no trabajar ni ver TV en la cama y pensar que todo lo anterior contribuirá a tener un sueño reparador: “Necesitamos  en este momento tener las defensas altas y todo influye”, aseguró. 

Según el portal de noticias de Infosalus, planificar un menú semanal equilibrado ayuda a mantener el equilibrio mental y nutricional durante el confinamiento.Así mismo, el psicólogo de la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Neurociencia, José Antonio López, ha subrayado la importancia de mantener contacto con lo amigos y seres queridos por videollamadas; y planificar una rutina de cosas diarias que a uno le guste hacer.

Del mismo modo, el fisioterapeuta Pablo Olabe ha subrayado la importancia de hacer algún ejercicio diario, aunque sea suave, continuado, desde casa; hacer pequeñas pausas con actividad física a lo largo del día, como bailar, jugar con los niños o hacer las tareas domésticas; o levantarse para mover las piernas y facilitar la circulación sanguínea. “La Organización Mundial de la Salud apunta también en la importancia de ponerse en pie siempre que sea posible, idealmente cada 30 minutos para evitar el sedentarismo, y aprovecharlo para realizar distintas actividades de la vida diaria priorizando la estimulación cognitiva como juegos de mesa, puzzles o la lectura”. Finalmente, ha recomendado técnicas de relajación y actividad física como mindfulness, tai chi, yoga o pilates, ya que son una buena herramienta para estimular a la mente de una forma “diferente” y mejorarla a través del movimiento corporal y la atención en la respiración.

Según un artículo publicado de la agencia EFE, la actividad física tiene influencia directa sobre la concentración, y por lo tanto, sobre el rendimiento académico. Esta es la conclusión del estudio realizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Cádiz (UCA) sobre más de 2.000 niños con edades comprendidas entre 6 y 18 años: “Una mejor condición física hace que la concentración en clase sea mayor”, indica Irene Esteban-Cornejo, coordinadora del departamento de Educación Física, Deporte y Motricidad de la UAM. Según explica Irene Esteban-Cornejo, el procedimiento mediante el cual se produce este fenómeno, es porque la actividad física influye sobre la fuerza muscular, la capacidad cardiorespiratoria y la habilidad motora, lo que interviene en “la transmisión cognitiva, la memoria de trabajo y la flexibilidad cognitiva”, mejorando el rendimiento académico.

De acuerdo a una publicación de la BBC, estos son los 8 consejos que te ayudarán a mejorar el bienestar físico y mental: llenar tu casa de plantas, mantenerte hidratado, cuidar el orden de tu casa, reconsiderar el color en la decoración de tu casa, escuchar el sonido de la naturaleza, reír más (una buena risotada también puede reducir las hormonas del estrés y hacer que se liberen endorfinas, el químico que nos hace sentir bien y actúa como un analgésico natural), parar para tomar café con alguna torta, dormir más (así que esfuérzate por dormir mejor: cuida tu dormitorio para que sea agradable y silencioso, evita hacer comidas pesadas muy tarde, reduce la cafeína en la segunda mitad del día y desconéctate de las pantallas antes de dormir: la luz azul del celular o de la tableta puede hacer que te mantengas en vilo).

 El portal español del mundo.es nos invita a mantener la mente activa con ejercicios más prácticos. Una de las mejores formas para poder sobrellevar esta situación y a la vez mantener activa la mente es realizando ejercicios que nos estimulen, nos distraigan y a la vez nos permitan sentirnos útiles y satisfechos con nuestros avances. Hacer ejercicios cotidianos que estimulan nuestra mente como actividades y tareas que podemos realizar dentro de casa. Como, por ejemplo, elaborar nuevos platos o recetas de cocina, retomar una afición o continuar practicándola. También se recomienda leer revistas, libros; ordenar viejas fotografías; reciclar prendas u objetos para hacer manualidades.Realizar ejercicios cognitivos que estimulen nuestra menteNo debemos olvidar que si para toda la población es importante la estimulación cognitiva, para los mayores todavía lo es más. No solo por el buen funcionamiento cerebral y cognitivo sino porque dicha estimulación repercutirá a todas las áreas. Algunos ejercicios que pueden ayudarnos son: Realizar un listado de palabras que empiecen por: DA, NA, SA, PE, TE, ME, CO, LO, RO, SU, NU, etc. (son válidas todas las que se te ocurran), realizar un listado de palabras por categorías (objetos de la cocina, animales, colores, frutas, países, flores, nombres de mujer, nombres de hombre, cantantes, actores, actrices, etc.), realizar una recopilación de refranes populares (poner todos los que conozcan y qué significan), recordar chistes, adivinanzas o acertijos y anotar su respuesta (también los puedes compartir entre tus amigos/as y familiares). Escribir sobre viajes realizados, momentos de la infancia o momentos vitales que nos despierten sentimientos y emociones agradables.  Pide a tus familiares o amigos que te manden fotos de su día a día como qué están cocinando o las actividades que están realizando tus nietos. Comparte con grupos de amigos tus ejercicios, recetas o actividades. Por ejemplo, crea un grupo de lectura o de películas y comparte opiniones. Establece rutinas de forma que puedas planificarte cada día. No estés continuamente informándote sobre el coronavirus, cambia de canal o lee otro tipo de noticias, eso solo te generará malestar.